Inglés Español
  • Teléfono: 817-492-4673
  • Fax: 817-492-8974

Las Cosas Se Mejoran

A los quince años de edad, Jack y su familia fueron remitidos a Familias en Transición (FIT) de Santa Fe Youth Services. A través del programa FIT, Jack y su familia recibieron servicios especializados “wraparound” en combinación con terapia familiar.

Al reunirse con Jack y su madre, el terapeuta del programa inmediatamente reconoció que la madre de Jack parecía tener miedo de su hijo. Ella nos dio muchos ejemplos de cómo creía que su hijo se estaba aprovechando de ella y porque ella no se sentía preparada para criar a sus hijos sola. Dijo que ella se sentía cómoda con la crianza de sus hijas, pero reconoció que era incapaz de manejar a Jack. Admitió que trató de criarlo como hizo con las hijas mujeres, pero Jack vio a su madre tan débil que se aprovechó de ella. Cuando la madre de Jack le daba una hora de llegada, el no hacía caso y regresaba cuando quería. En lugar de corregir a Jack con una consecuencia, su madre comenzó a “caminar con paso fino” en torno a él, porque no quería que el “se saliera de casillas”. Fue evidente para el terapeuta que Jack estaba usando su ira para intimidar a su madre.

Después de unas semanas de trabajo con el terapeuta y evaluando la tensión en el hogar, la madre de Jack fue capaz de enfrentarse a su hijo sobre sus comportamientos. Después comenzó a aplicar consecuencias y mantenerse firme en sus decisiones y expectativas de su hijo. Lentamente, Jack comenzó a ajustarse a las reglas de la casa y, finalmente, le dijo a su madre que él necesita que ella fuera firme y consistente con él. Jack dijo que él reconocía que no estaba motivado a cambiar su comportamiento porque no habría consecuencias. El hermano menor de Jack, que también había tenido miedo de la ira de Jack, estaba visiblemente feliz de que la tensión en la casa había desaparecido.

Jack estaba intimidando a su madre para conseguir lo que quería. A través del curso de sesiones individuales y el empoderamiento de la madre de Jack, ella pudo proporcionar Jack la estructura que él necesitaba para respetar las reglas de la casa. A través de la consejería, Jack también logró una idea de lo que desencadena su depresión y la ira y aprendió a manejarlo de manera apropiada. Jack dice que ha completado con éxito su probatoria y sigue las reglas… la mayor parte del tiempo.